Lagom Christmas Inspiration; Hello Rudolph!

Hello!

Tenemos menos de un mes para cerrar el año de la mejor manera posible, hagamos que estos días sean especiales!

Si eres como nosotras y te encanta la Navidad y el mundo de la decoración, estas fechas son geniales para juntarlo todo! Si has leído nuestros anteriores posts, sabrás que somos seguidoras de una corriente nórdica llamada lagom que defiende una filosofía donde todo está en su justa medida, ni escaso ni excesivo; todo debe estar en armonía. Si hablábamos de la decoración del hogar, hoy lo aplicaremos a los adornos y la decoración navideña.

Si bien el árbol es en casi todas las casas el centro de todos los adornos, en el Lagom no es el único, ya que los pequeños centros de luces en mesas, puertas, ventanas, son tan importantes como los árboles. Ya sabéis, ni tanta decoración en los árboles, ni tan poca en los demás sitios, equilibrio 😉

¡Veamos algunos ejemplos!

Al haber más espacios decorados en casa, no se debe recargar el árbol con todo lo que tengamos, sino que entre todo consigamos crear un ambiente sereno y acogedor en el salón. Normalmente se sitúan al lado de las ventanas, recordemos que la luz natural es muy importante en esta filosofía, y a su alrededor debería haber pocas cosas para no quitar la atención del árbol (ni de los regalos.)

En otros espacios de la casa se crean también micro ecosistemas navideños hechos con luces, piñas, y velas, pero la Navidad forma parte del invierno (aquí 😉 ), de modo que en esta decoración debemos incluir mantas, cojines, espacios para refugiarnos del frío, esta vez, con toques distintivos de estas fechas.

Es muy fácil crear estos pequeños espacios y es muy grata también la sensación de entrar en casa y verla tan acogedora; coger una taza de chocolate y sentarnos a leer un libro frente a la chimenea, frente a la ventana, o bajo el árbol, en silencio, es un momento muy lagom – navideño.

¿Dónde podemos encontrar luces y adornos bonitos que sigan el estilo del lagom? (y que huyan de lo común y conocido 😉 )

En INUK HOME encontrarás buenos objetos de decoración y lifestyle para el día a día y unos pocos para Navidad, cojines de Rudolph y mantas calientes. En HAUS AND DECO tienen también buenas propuestas para darle a nuestros hogares el estilo nórdico y minimal que les caracteriza, pero si buscamos luces y pequeños adornos, siempre podemos recurrir a Muy Mucho, que además, es muy asequible.

Sin embargo, si queremos seguir esta tendencia al máximo, es mucho más lagom trabajar con nuestras propias manos antes que recurrir a las tiendas. No hablamos de grandes trabajos de carpintería, pero siempre le daremos más valor a algo hecho por nosotros mismos, recordaremos el momento si se hace con alguien especial, y es una buena manera de aprovechar un domingo 😉

Veamos algunos ejemplos muy sencillos de hacer y muy lagom!

 

Solo necesitamos piñas, pequeños troncos, luces, y se pueden hacer maravillas como estas. Si buscamos además, un árbol diferente para otra habitación, o negocio, o queremos hacer un regalo DIY, un pequeño árbol hecho con palets es muy fácil, ya que solo hay que cortarlos y luego decorarlo como queramos.

¡Como el nuestro! ¿Qué os parece?

¡Nos despedimos! A disfrutar de estos días de frío, de la nieve, y de las fechas 😉

 

Hello Lagom!

Hola de nuevo!

Retomamos la aventura del blog y prometemos estar más pendiente de él ahora en adelante; seguiremos hablando de moda, desfiles y prendas fetiche, sacaremos nuestra vena de personal shopper, (que nos encanta) y hablaremos también de tendencias!

Hoy no podemos dejar la oportunidad de seguir con esta aventura sin hablar del Lagom. Seguro que muchas (y muchos) ya sabéis de qué va esto, pero profundicemos un poco más.

Si el año pasado se llevaba el hygge danés, que prometía la felicidad escondida en las pequeñas cosas, este año ha sido desbancado por el lagom, una palabra sueca que significa “en la justa medida”; lo que llamaríamos “el equilibrio perfecto”, ni tanto ni tan poco, ¡y está siendo la filosofía de este 2017!

lagom

Pero la pregunta es, ¿qué debemos hacer para tener las cosas en su justa medida?

Significa controlar los gastos, permitirnos y cuidarnos, pero sin derrochar. No quiere decir tirarse a las ofertas, ni comprar lo más barato, sino no ahondar en los excesos, permitirse buenos bienes y materiales, apostar por lo ecológico; sin renunciar a lo que queremos pero sin excedernos en ello. Es no tener la calefacción o el aire a condicionado a tope, sino como la misma palabra dice, “en su justa medida” 😉 Apuesta por el transporte público, el andar, en vez de salir con el coche cuando uno va solo, de modo que el respeto por la naturaleza y la ecología va ligado con este término.

Lagom es disfrutar de lo que se tiene, trabajar por ello, pero sin permitir que el propio trabajo se apodere de nuestras vidas, algo que en los países nórdicos se regula muy bien, pero que desgraciadamente en nuestro país es diferente; por ello, ¡profundicemos en este pensamiento! ¡Vivamos más relajados!

Es invitar a nuestros amigos a casa y cocinar para ellos algo fácil, qué decir, por ejemplo, hummus con verduras,  o un chocolate caliente.

Pero este estilo de vida, ¿puede traducirse en nuestros hogares, o nuestra forma de vestir? La respuesta es .

lagom1

Siguiendo con el estilo típico de los países nórdicos, el Lagom apuesta por hogares aparentemente minimalistas, pero con apuestas seguras en cuanto al aprovechamiento del espacio, el color de los muebles, y sobretodo, usar la mayor luz natural posible. Por ello, sus seguidores usan colores grises, marrones, blancos y negros, revestimientos en ladrillo, o grandes ventanales  donde poder sumergirnos.

Si el término hygge nos trasladaba a un mundo de alfombras cálidas, muebles minimalistas, colores pastel, velas, bombillas con filamentos incandescentes y un sinfín de elementos para convertir nuestros hogares en una estampa propia de Pinterest, el lagom llega para ponernos firmes con un pensamiento mucho mas austero, que se basa en ajustar tus hábitos para ser feliz con lo que tienes.

Si queremos ver algunos ejemplos, podemos encontrarlos fácilmente en Ikea, que además viene de los países del norte, ¡qué mejor ejemplo! Su Lagom Live Project es, además de una línea sostenible de muebles, una comunidad donde la gente puede compartir sus pequeños y diarios gestos lagom (desde cerrar el grifo mientras te lavas los dientes a cultivar tus propias hierbas aromáticas en casa).

Si seguimos esta filosofía, nuestras casas deberán ser más sostenibles, apostaremos por el reciclaje, e incorporación de plantas porque purifican y revitalizan el ambiente.

Cada hogar es el reflejo de la personalidad de su propietario, así que si lo equilibramos, él nos corresponderá con bienestar. Simple y sencillo. El estilo nórdico se caracteriza precisamente por esa medida justa que genera serenidad, a través de los tonos neutros; calidez, mediante los tejidos amables y pureza, gracias a los elementos naturales.

  Pero, ¿y la ropa?

No hay mucho escrito acerca de este estilo trasladado a la manera de vestir, pero sí los valores, que son los mismos. No se trata de tener 5 jerseys iguales, sino de tener lo que justamente deberíamos tener, de no comprar cosas superfluas y que no necesitamos.

Cómo lo trasladaríamos a nuestras prendas?

Pues bien, debemos abusar de blancos, negros, total look monocolor, comodidad, sin muchos accesorios, maquillaje natural, peinados al viento, colas desechas, sonrisas en la cara, materiales naturales, lino, algodón, las sandalias, las camisas, los abrigos oversized, los cropped pants, los vestidos ligeros, las flores, abandonar las prendas apretadas, las excesivamente cortas, los escotes profundos, los tacones muy altos, los colores estridentes, los estampados potentes… Como ya hemos visto, los excesos se tienen que abandonar 😉

Pero las imágenes valen más que mil palabras 😉

Podemos encontrar alguna blogger o instagramer que siga esta tendencia?

Bajo mi punto de vista, sí; la maravillosa Matilda Djerf sigue bastante fielmente este estilo originario de su tierra, y lejos de parecer aburrido, hace unas combinaciones estupendas 😉

Y vosotras, conocíais esta tendencia? Qué os parece?

Besos! xox 😉